¿Qué es el Tabaquismo?

El tabaquismo es el uso crónico del tabaco, producto fabricado a partir de hojas secas de plantas pertenecientes a la familia de las solanáceas y que se caracterizan por la presencia de nicotina, una sustancia psicoactiva alcaloide que puede causar una dependencia de largo plazo.
El tabaquismo se puede especificar como activo o pasivo, que resulta de la inhalación de humo de tabaco en el ambiente de aire. También existe la clasificación de fumar de manera residual que resulta de la inhalación de los depósitos potencialmente tóxicos que quedan en un lugar donde se estaba fumando.
El término “fumar” es originalmente un término médico para la intoxicación aguda o crónica causada por el abuso del tabaco. El consumo de tabaco está considerado perjudicial por las autoridades sanitarias, por eso “fumar” se considera como sinónimo de “tabaquismo”.
La nicotina presente en el tabaco es el principal agente de la adicción, se considera más adictiva que la heroína, la cocaína y el alcohol; puesto que el humo del cigarrillo pasa directamente desde los pulmones hasta las arterias del cerebro, que libera nicotina más rápidamente (en aproximadamente 10 segundos) que una inyección intravenosa. Además, el fumador aprende a nivelar su necesidad de nicotina por la profundidad, la intensidad y duración de la inhalación, razón por la cual también es altamente adictiva.
El fenómeno de la adicción a la nicotina se produce en el cerebro. Tan pronto como la nicotina llega allí, estimula la liberación de dopamina, el mensajero químico que juega un papel clave en la percepción neurológica del placer. Reduce la ansiedad, mejora el estado de ánimo y la memoria, y reduce el apetito. Para una persona que quiere dejar de fumar, la pérdida de estos elementos representará un paso crucial.
Se calcula que cada cigarrillo contiene unas 10 inhalaciones, por eso si una persona fuma 30 cigarrillos por día envía diariamente 300 llamadas a la dopamina en el cerebro. Cuando la dopamina se libera, los receptores de dopamina se ponen en alerta. Poco a poco, embota su sensibilidad y dejan de ser suficientes para satisfacer la tasa normal de la dopamina, por esto el fumador está tentado a fumar más porque una mayor estimulación se requiere para producir el mismo efecto. Es por esto que la droga se convierte rápidamente en un problema crónico.
Los peligros del tabaquismo se asocian con los componentes que libera el tabaco en el momento de la combustión. Los expertos han identificado más de 4000 sustancias químicas en el humo del tabaco, incluido el monóxido de carbono, el alquitrán, arsénico, formaldehído y el benceno. De ellos, cincuenta son cancerígenos para los seres humanos.
Cuando los fumadores dejar de consumir nicotina, algunos efectos debido a la abstinencia aparecen. Estos síntomas son más fuertes después de unos días de retiro, pero puede persistir por varias semanas e incluso meses. Dicho esto, la nicotina se elimina del cuerpo rápidamente 4 días después de dejar de fumar, que es cuando ya no se detecta la nicotina en la sangre. Los principales síntomas de la abstinencia son:
• Tensión y e irritabilidad.
• Boca y garganta secas.
• Ansiedad.
• Temblores.
• Insomnio.
• Dolores de cabeza.
• Aumento del apetito.
• Mayor deseo de comer dulces.
• Diarrea, estreñimiento y dolor abdominal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>